Leaozinho en ‘Las calles del ritmo’ de Darío Manrique

5 marzo, 2015

(De @dario_manrique en @GladysPalmera)

«Uno de los primeros éxitos de João Gilberto, y por tanto de la bossa nova, fue Chega de saudade (1958), es decir, basta de tristeza. Y la alegría es fundamental en la música salida de Río de Janeiro. Cierto que hay mucha melancolía en la obra de gente como Gilberto, o que Caetano Veloso no esquiva asuntos espinosos en sus composiciones, pero hay en los cariocas unas ganas de vivir que no se apagan ante las adversidades. Lo dijo hace unos años el gran Jorge Ben al resumir la filosofía de su música: “Eu quero uma arte com poesia, alegria, harmonia, energia e simpatia”. Queda claro.»

«Además, entrevistamos Ángel Carmona, locutor de radio, músico y uno de los factótum de Leãozinho, una iniciativa que busca enseñar a los niños de la favela carioca de Parada de Lucas a tocar la guitarra, entre otras cosas.»

El programa se puede escuchar aquí. 

 

Gracias

26 mayo, 2014



(Joy Eslava, Madrid, 22 de mayo de 2014)

Leaozinho en el IES Tamujal

23 abril, 2014

 

 

Cuando las clases en CIACAC están a punto de comenzar, el inicio del nuevo curso de la escuela Leãozinho queda inaugurado desde un pequeño pueblo de Badajoz. Allí, el pasado viernes 4 de abril se conectaron dos comunidades a través de la música: la educativa del IES Tamujal de Arroyo de San Serván y la de Parada de Lucas, en Rio de Janeiro. La alegría de Brasil se sentía en el ambiente. El instituto, decorado con leãozinhos que los alumnos y alumnas habían dibujado durante la semana, estaba lleno de carteles y de rugidos solidarios, de caras pintadas con bigotes de león, incluso con un photocool en el que hacerse un poco más cachorro de león: el ambiente era mágico.

Sobre las 12:30 comenzó a sonar la música que llegará a Parada de Lucas, primero los alumnos y alumnas de 2º de ESO hicieron tocar sus xilófonos, metalófonos y carillones en una versión de la canción “Te entiendo” de Pignoise. Luego fue el turno del grupo de 4º de ESO, que se atrevió con el tema principal de la banda sonora de la película “Little Miss Sunshine”. Y por último los alumnos y alumnas de Bachillerato rescataron un tema de los años 80, “Demoledora”, de Farmacia de Guardia, para terminar con una canción de un amigo de Leaozinho, Leyva: “Todo”, del grupo Pereza. La sala multiusos estaba llena de toda la comunidad: profesores, alumnado y madres que se acercaron hasta el instituto; sonaban gritos de leones y vivas para los leãozinhos de Rio de Janeiro.

A continuación llegó el turno del Tamujo Music Project, conjunto musical formado en 2006 por profesores y alumnos de Arroyo de San Serván. Los recreos del instituto Tamujal están llenos de música con los ensayos del grupo. Para el concierto prepararon un repertorio con temas de Burning, 091, Depeche Mode, Otis Redding, The Rolling Stones… El festival  tuvo el broche final con la actuación de The Dreamers, antiguos alumnos del instituto que ahora están en la universidad y que volvieron para una ocasión tan especial: en la sala los rugidos de los alumnos y alumnas animaban a sus compañeros y llegaban hasta Brasil.

Gracias a los alumnos y alumnas que se ha volcado para colaborar con la escuela de música que en una semana comienza un nuevo curso. Han demostrado que la música puede generar más música, han participando con emoción, compartiendo valores de solidaridad, de compañerismo, de trabajo en equipo, aportando su granito de arena para recaudar fondos para que otros alumnos, como ellos, al otro lado del Atlántico, continúen sus clases y que los profesores puedan seguir teniendo un sueldo.

Desde Leãozinho millones de gracias al equipo directivo del Instituto Tamujal, a los profesores y profesoras, y muy especialmente a Cibrán Ríos, el profesor de música, impulsor de esta colaboración, de esta conexión entre un lado y otro del océano: Arroyo se une a Rio, corrientes que no dejarán de fluir, jóvenes unidos por la música.