En un mapa de turista de Río de Janeiro, todo lo que esté al norte del estadio de Maracaná, no existe. En esta zona de la interminable capital del inabarcable Brasil es donde trabaja Leaozinho. Su labor se desarrolla en coordinación con ASBEPE un centro social para el desarrollo de niños y adolescentes que acoge a cerca de 100 niñas y niños aportando a su día a día clases de refuerzo escolar, artes marciales, juegos, comida y merienda en muchos casos y, sobre todo, mucho cariño para niñas y niños desatendidos por sus padres y por la comunidad.

La sede de ASBEPE está estratégicamente situada en la frontera con el Complexo de Maré, una concentración de más de 15 favelas a las que se les abren las puertas para que la música haga su trabajo.

Proyecto sufragado por:

Paideia Leaozinho